Consejos y recomendacionesPatologías y Tratamientos

Cuida la calidad de tu sangre

By 2 agosto, 2019 agosto 22nd, 2019 No Comments

LA ALIMENTACIÓN ALCALINA EN LA PREVENCIÓN Y CURACIÓN DE LA ENFERMEDAD

EL pH y la salud:

El término pH significa potencial de hidrógeno, que es la concentración de iones hidrógeno en una sustancia o solución. El rango de pH es de 0 a 14.El pH ideal de la sangre humana es 7,38. Los números más altos indican alcalinidad, los números más bajos indican acidez. Pues bien, la sangre tiene su propio nivel de pH. Y cada vez son más los profesionales de la salud que consideran que un nivel de pH equilibrado es la clave para una buena salud.

No es posible gozar de salud cuando el pH disminuye, es decir se desvía hacia la acidez. Entre otras cosas una sangre ácida bloquea la absorción de vitaminas, crea la acumulación de tóxicos en las células, disminuye la función de los órganos, impide una buena digestión, crea un exceso de gases y distensión abdominal, provoca aumento de peso no saludables, y acelera el proceso de envejecimiento. Cuando el estado de acidez perdura, y se desvía demasiado a la acidez, los niveles de oxígeno disminuyen y mueren las células. A modo de ejemplo , las células tumorales se desarrollan en medios ácidos. Tambien en medios ácidos se desarrollan ciertas bacterias y virus. Igualmente baja el sistema de defensa.

Un alto grado de ácido también permite que el colesterol LDL (el colesterol malo) de adhiera de forma más rápida a las arterias, dañando las paredes arteriales y la creación de acumulación de placa.

Por el contrario, es prácticamente imposible que un trastorno de la salud o la enfermedad perdure cuando su pH está en la zona neutra(7.0-7.4). En este nivel, el cuerpo tiene un fuerte sistema inmunológico que le ayudará a prevenir de posibles enfermedades. Hoy en día la mayoría de las personas tienen un pH por debajo de lo ideal. Debido a mala alimentación y estilos de vida poco saludables.

¿CÓMO DISMINUYE EL pH DE LA SANGRE? Fundamentalmente hábitos alimentarios y etilos de vida inadecuados . La dieta y el estilo de vida estresante.

¿QUÉ ACIDIFICA LA SANGRE? Alimentación: Para mantener un Ph optimo en nuestro organismo, los alimentos a ingerir deben ser 80% alcalinos y 20% ácidos.

Alimentos ácidos: debemos intentar no consumir o no comer en exceso.

  • Azúcar refinado y todos los productos refinados y procesados en los que está incluido. Hablaremos del tema del azúcar mucho más detalladamente en próximos artículos.

  • Refrescos: todo tipo.

  • Harina refinada y todos sus derivados (pasta, pan, galletas…)

  • Carne.

  • Leche de vaca y todos sus derivados (queso, yogures, postres…)

  • Sal refinada.

  • Chocolate.

  • Café.

  • Bebidas azucaradas.

  • Margarinas.

  • Todos los productos congelados o procesados y pre-envasados que contengan conservante, colorantes, estabilizantes, etc.

  • Otros factores a tener en cuenta que acidifican son el tabaco, alcohol, drogas, contaminantes ambientales químicos y el stres. El estrés juega un papel importante en la creación de un exceso de ácido. Esta es la razón por lo que las personas que tienden a vivir en un perpetuo estado de tensión son más propensas a desarrollar condiciones de acidez. Para ello se recomienda ejercicios de relajación, yoga, taichi, estiramientos, pilates, o cualquier cosa que te evada del stress…

Alimentos alcalinos: Que debemos introducir a diario en nuestra dieta diaria:

  • Todas las verduras crudas (a pesar de que hay verduras que son ácidas, estas contienen las bases necesarias para que dentro de nuestro organismo favorezcan la alcalinización del medio).

  • Toda la fruta cruda (el limón por ejemplo, a pesar de que es muy ácido, una vez que está dentro de nuestro cuerpo tiene un efecto alcalino).

  • Las semillas y los frutos secos al natural (sobretodo las almendras)

  • El mijo.

  • Las plantas verdes y con alto contenido en clorofila (algas, aloe vera, acelgas, espinacas, rúculas, canónigos, etcétera)

  • El agua. Es necesario beber como mínimo 1 litro y medio de agua (8 vasos aproximadamente) al día.

  • Higos secos y pasas.

  • Melón, melaza y arce.

  • Lima y quinoa.

  • Aceite de oliva crudo

  • Otros factores que también se deben tenerse en cuenta son: El ejercicio físico. La actividad física aumenta la oxigenación corporalmientras que el sedentarismo tiene el efecto contrario. Es suficiente caminar media hora diaria e ir aumentando progresivamente

SUPLEMENTOS ALCALINOS

Si estos cambios en la dieta le parecen demasiado para usted, puede considerar tomar suplementos alcalinos. Un estudio hace unos años analizó si los suplementos con minerales alcalinos influyen en los síntomas de los pacientes con dolor lumbar crónico. La investigación dio como resultado que los pacientes que tomaron suplementos alcalinos sus síntomas de dolor disminuyeron en un 49 por ciento y aumentó su nivel de pH de la sangre. Pero el exceso de alcalinidad tampoco es bueno por lo que debería estar controlado por un profesional.

La conclusión: que si levamos una alimentación alcalina, nos ayudara a mejorar nuestros dolores articulares. Otra medida cada vez más común es alcalinizar algo el agua con bicarbonato sódico. Aunque esta medida es mejor que sea dirigida por un profesional de la salud.

Conclusión:

Debemos llevar a cabo una alimentación equilibrada, lo más frecuente es el desajuste hacia acidificación del torrente sanguíneo, que son los consejos que damos aquí para paliarlos, pero un exceso de alcalinidad tampoco sería saludable (veganos extremos o una dieta alcalina en su totalidad). Como siempre decimos, en todo debe haber una armonía. En este caso como hemos dicho, nuestra alimentación  deberia ser un 80% alcalina y un 20 % ácida. 

Con esto ofrecemos una sencilla recomendación general en su alimentación. Iremos indagando y profundizando en el tema de  la alimentación en siguientes post. ¡Manténgase atento para no perderse los consejos!

Leave a Reply