CONCEPTO GENERAL DE FISIOTERAPIA :

Tratamiento de la persona para evaluar, impedir, corregir, aliviar y limitar o disminuir la incapacidad física, alteración del movimiento, funcionalidad y postura, así como el dolor que se deriven de los desórdenes, congénitos y de las condiciones del envejecimiento, lesión o enfermedad (daño o procedimiento quirúrgico). La Fisioterapia tiene como fin más significativo restaurar las funciones físicas pérdidas o deterioradas. Utiliza como tratamiento los agentes y medios físicos como la electricidad, el movimiento, el masaje o manipulación de los tejidos y las articulaciones, el agua, la luz, el calor, el frío, etcétera.

Fisioterapia:

La ciencia del tratamiento a través de: medios físicos, ejercicio terapéutico, masoterapia y electroterapia. Además, la Fisioterapia incluye la ejecución de pruebas manuales para determinar el valor de la afectación y fuerza muscular, pruebas para determinar las capacidades funcionales, la amplitud del movimiento articular y medidas de la capacidad vital, así como ayudas diagnósticas para el control de la evolución. Como profesión sanitaria y universitaria está centrada en el movimiento y la función humanos y en maximizar su potencial. Se sirve de técnicas físicas para favorecer, mantener y restaurar el bienestar físico, psicológico y social, teniendo en cuenta las variaciones en el estado de salud. Es decir, tiene en cuenta la globalidad del paciente en el tratamiento.

 

Fisioterapia Pediátrica:

La Fisioterapia Pediátrica o Fisioterapia Infantil se encarga del asesoramiento, tratamiento y cuidado de aquellos niños y niñas que presentan un retraso general en su desarrollo , desórdenes en el movimiento u otras enfermedades o alteraciones que pueden ser curadas, controladas o aliviadas por expertos fisioterapeutas.

A quién puede ayudar la fisioterapia pediátrica: Son muchos los niños que pueden ser beneficiarse:

– Bebés, niños y adolescentes que precisan de tratamiento para solucionar o minimizar las consecuencias de sus patologías, ya sea de origen neurológico, músculo-esquelético, reumatológico, respiratorio, genético u otro (niños con parálisis cerebral, síndrome de Down, Espina Bífida, hipotonía, marcha de puntitas, luxación congética de cadera, TDH…)

– Bebés y niños que precisan de un seguimiento, con el objetivo de prevenir alteraciones en su desarrollo o facilitar un desarrollo más adecuado ( niños prematuros, cólico de lactante, plagiocefalia posicional).

– Niños sanos, con carácter preventivo.

Osteopatía:

La Osteopatía es la ciencia y el arte de diagnosticar y de tratar las disfunciones de movilidad de los tejidos del cuerpo humano, que provocan trastornos y perturban el estado de salud del organismo. Lo que caracteriza al organismo humano es el movimiento y lo que caracteriza el estado de salud es el equilibrio en esos movimientos. La medicina osteopática pretende restablecer los equilibrios perturbados en todos los niveles funcionales del cuerpo humano. Restaura las movilidades necesarias a la vida del hombre en buen estado de salud. Se sitúa, pues, en el contexto de la prevención y de la conservación de la salud. Basada en la anatomía y la fisiología del cuerpo, viendo éste como un todo sin divisiones, por lo que para el tratamiento de una zona en cuestión es necesario el estudio global del cuerpo y tratamiento de una zona que no tiene por qué ser o estar cercana a la zona de dolor. Es una terapia únicamente manual, opuesta en ese punto a la medicina alopática, pero totalmente complementaria e interactiva con aquella en la búsqueda de la salud del individuo, lo que confiere un estado óptimo de las esferas estructural, craneal y visceral. Por lo que tendremos que revisar el cuerpo entero.

 

Masaje:

Es una forma de manipulación de las capas superficiales y profundas de los músculos del cuerpo utilizando varias técnicas, para mejorar sus funciones, ayudar en procesos de curación, disminuir la actividad refleja de los músculos, inhibir la excitabilidad moto neuronal, promover la relajación y el bienestar y como actividad recreativa.

 

Inducción miofascial:

La relajación miofascial es una técnica tridimensional basada en la evaluación y el tratamiento del tejido conectivo, a través de un estímulo mecánico mantenido y prolongado.  El objetivo de esta técnica es devolver la movilidad, la vascularización, el trofismo muscular adecuado, así como un buen intercambio de nutrientes en los tejidos, los cuales pueden alterarse debido a lesiones deportivas, accidentes, estrés, malas posturas y/o hábitos mantenidos en el tiempo, etc. Las limitaciones del sistema fascial producen dolor y frenan la recuperación de la función. Una alteración funcional de este tejido no tratada correctamente, lleva al paciente a un círculo vicioso de tensión y espasmo muscular.

¿Qué es la fascia? La fascia es una estructura de tejido conectivo muy resistente que se extiende por todo el cuerpo como una red tridimensional. Es de apariencia membranosa y conecta y envuelve todas las estructuras corporales. Da soporte, protección y forma al organismo. Constituye el material de envoltorio y aislamiento de las estructuras profundas del cuerpo. Este sistema de fascias está caracterizado por una gran capacidad de deslizamiento y desplazamiento; cuándo estos se ven alterados es cuando comienza la cadena lesiónalos y el dolor asociado.

Fibrólisis diacutánea:

Es un método de tratamiento de las algias mecánicas del aparato locomotor. También conocida como técnica de “ganchos” o “gancheo”. Su mecanismo de acción consiste en la destrucción de las adherencias y corpúsculos irritativos que se forman entre los diferentes planos de deslizamiento de los tejidos blandos, por medio de unos ganchos aplicados sobre la piel. Esta técnica fue creada por el fisioterapeuta sueco Kurt Ekman. Por tanto, es una técnica de uso específico en fisioterapia, y que ofrece unos excelentes resultados en el tratamiento de diversas patologías que afectan al aparato locomotor, en especial aplicada a nivel de tejidos blandos. Su acción de liberación entre los tabiques inter-aponeuróticos o mio-aponeuróticos restaura el correcto deslizamiento de los diferentes planos anatómicos durante el movimiento y resuelve los posibles fenómenos compresivos que pueden ser causa de dolor y disfunción.

Los efectos principales serían los siguientes:

  • Acción mecánica sobre las adherencias fibrosas y los corpúsculos fibrosos que limitan el movimiento entre los planos de deslizamiento. También sobre cicatrices, hematomas, etc.
  • Acción circulatoria por estimulación a nivel local de la circulación sanguínea y linfática, con una probable liberación de histamina en la zona tratada.
  • Acción refleja, por inhibición de puntos reflejos (Knapp, Jones, Travell, etc.).

 

Movilización neuromeningea:

Es un conjunto de técnicas que involucran la valoración y tratamiento de alteraciones dolorosas, disestesias y trastornos motores del sistema nervioso periférico y meninges, por medio de la estimulación mecánica del tejido neural (movilización pasiva, deslizamiento y estiramiento de los nervios) y de las estructuras que lo rodean, con la finalidad de inducir movimientos de estructuras neuromusculoesqueléticas que producen respuestas mecánicas y fisiológicas sobre el tejido neural, liberándolo de atrapamientos y disfunciones, aliviando así, el dolor neuropático o neurogenético, que además producen debilidad muscular, reflejos disminuidos, alteraciones de la sensibilidad y falta de irrigación en los capilares.

 

Kinesiotapìng:

o Vendaje Neuromuscular, su concepto principal es que el movimiento y la actividad muscular son imprescindibles para recuperar y mantener la salud. Por esa razón se aplican vendajes que no tratan de limitar el movimiento o comprimir la zona inflamada (como hacen los vendajes convencionales), sino de facilitarlo y aliviar la presión provocada por la inflamación. Para ello se utiliza un tipo de vendaje (tape) con unas propiedades de elasticidad y grosor muy similares a las de la piel, y que al adherirse a ella genera diferentes tensiones que tendrán gran influencia sobre los vasos sanguíneos, los receptores nerviosos y la actividad muscular. Para que el vendaje sea efectivo es imprescindible que haya movimiento, ya que es el deslizamiento generado por la piel el que activa los mecanismos curativos del vendaje.

 

Kinesiología:

Es una ciencia que abarca un cuerpo propio del conocimiento, el movimiento humano normal y disfuncional, desde este punto de vista, la kinesioterapia se nutre de otras ciencias. El kinesiólogo, mediante un proceso reflexivo, basado en el razonamiento clínico, sobre los hallazgos obtenidos en la evaluación del paciente (test musculares), determina y prioriza los objetivos de su intervención. Solo entonces decide los procedimientos terapéuticos que usara para lograr sus objetivos y evaluara los resultados de la intervención. Además, el trabajo del Kinesiólogo con los individuos también es realizado para evitar la pérdida de la movilidad antes de que ocurra mediante el desarrollo de estilos de vida saludables y de programas de bienestar orientados a generar condiciones de vida saludables y niveles de mayor actividad en los individuos.

 

Punción seca de puntos gatillo miofasciales:

Es una técnica semi-invasiva que utiliza agujas de acupuntura para el tratamiento del síndrome de dolor miofascial, síndrome producido por los puntos gatillo. Es semi-invasiva, ya que las agujas penetran la piel, presionando y contrayendo el punto gatillo para desactivarlo y así disminuir el dolor que éstos producen. Los puntos gatillo tienen unas características concretas ampliamente estudiadas y pueden ser de diferentes tipos o estar en diferentes estados, estos puntos pueden aparecer por diversas causas: una corriente fría que afecta directamente al músculo, un movimiento repetitivo, mantener el músculo durante largo tiempo en una posición acortada, un golpe o incluso una inyección. Utiliza una aguja de acupuntura directamente sobre el punto gatillo. Es importante destacar que no se le infiltra ningún tipo de sustancia. Lo esencial es ubicar el punto gatillo. Cualquier estimulación mecánica como la compresión, contracción o el estiramiento de un músculo que provoque dolor referido sugiere la presencia de un punto gatillo irritable. La aguja, una vez ubicada en el punto gatillo, puede considerarse una herramienta palpatoria de prolongación de los dedos del fisioterapeuta gracias al denominado efecto “varilla”: la aguja entra y sale del punto  gatillo, y con la misma aguja se aprecian los cambios en la firmeza de los tejidos atravesados por la aguja, e incluso sentir si la aguja ha acertado o no en la ubicación.

 

Fisioterapia Obstétrica: Acompañamiento durante el embarazo y post-parto:

Normalmente se suele denominar ejercicios de “preparación” al parto, pero me gusta más la palabra acompañamiento, ya que toda mujer nace fisiológicamente preparada para dar a luz; sólo que, si que hay muchas cosas que se pueden mejorar y facilitar con un buen acompañamiento durante el embarazo, para hacer el acto del parto mucho más liviano y con menores repercusiones.

Nuestras competencias serán:

  • Actividad física durante el embarazo y post natal.
  • Control del suelo pélvico.
  • Educación al nacimiento: pelvis, respiraciones, posturas, visualizaciones…
  • Tratamiento y normalización de las disfunciones que puedan presentarse durante la gestación y el post parto.

 

 

Gimnasia Abdominal Hipopresiva:

Método Low Pressure Fitness, mucho más que hipopresivos. Es un sistema de entrenamiento, basado en la técnica hipopresiva, el estiramiento miofascial, la reeducación postural y respiratoria, y la movilización nerviosa.

Consiste en una serie de ejercicios  posturales y respiratorios que reducen la presión intraabdominal, y provocan la movilización de vísceras y musculatura profunda.
Una vez adquirida una postura de manera correcta, se realiza una apnea voluntaria con movilización de la caja torácica (apertura de costillas) que nos lleva a la reducción de la presión en la zona abdominal y pélvica, produciendo una elevación de nuestros órganos internos, y una mejora del flujo de aire en nuestros pulmones.

BENEFICIOS de la práctica de esta modalidad:

– Tonificar la musculatura abdomino-perineal.
– Reducción del perímetro de la cintura.
– Prevención de todo tipo de hernias (inguinales, abdominales, discales, vaginales…).
– Tratar y mejorar diástasis abdominales (muy especialmente en post-parto).
– Regular factores respiratorios.
– Prevenir y mejorar disfunciones del suelo pélvico (incontinencia urinaria).
– Mejorar la gestión de las presiones.
– Aumentar y regular los factores vascularizantes.
– Prevenir y mejorar lesiones articulares y musculares.
– Proporcionar bienestar, confianza y calidad de vida.

HIPOPRESIVOS Y FISIOTERAPIA:

La gimnasia abdominal hipopresiva es el complemento perfecto a la fisioterapia más especifica de suelo pélvico, pero también en dolencias de tipo articular y muscular (primer motivo de consulta del fisioterapeuta ) ya que aplica como pilar fundamental un estiramiento global y una descompresión de las articulaciones aumentando el riego sanguíneo que llevará a un mejor funcionamiento del sistema musculo-esquelético. Se corrigen las actitudes viciosas dando armonía a nuestra postura y de forma directa nuestro dolor y rigidez articular disminuirán notablemente.

 

 

Ejercicio Terapéutico (Pilates suelo):

El método Pilates es una serie de ejercicios específicos cuyo principal objetivo es mejorar la movilidad del cuerpo de forma consciente, con total control de la respiración, equilibrio y del movimiento en todo su recorrido, desarrollando conciencia corporal. Saber en qué parte del movimiento nos falta control por exceso de tensión, acortamientos musculares, rigidez articular, y a partir de ser conscientes de donde hay una limitación, ir mejorando a través de dichos ejercicios. En definitiva ganar armonía corporal.

Dentro de la modalidad de Pilates existe el PILATES TERAPÉUTICO, cuya diferencia principal es la modificación del programa básico de ejercicios de Pilates para adaptarlo a las necesidades de un paciente con una patología musculo-esquelética concreta. Es decir, se diseña una rutina nueva y personalizada, enfocada en aliviar dolores, prevenir enfermedades, mejorar lesiones, acelerar un proceso de recuperación musculo-esquelética y corregir problemas posturales. 

Dicha modalidad debe ser impartida por fisioterapeutas, conociendo a la perfección la lesión del paciente, primando la individualidad del tratamiento y observando, adaptando y corrigiendo cada vez que se necesite.

¿Para quién está indicado el Pilates terapéutico?

  • Personas afectadas con patologías y dolenciasasociadas a columna vertebral como cervicalgia, dorsalgias, lumbalgias, discopatías, escoliosis, artrosis etc.
  • Personas con lesiones musculo-esqueléticas como pubalgias, problemas en la articulación del hombro, lesiones de ligamentos, síndrome del corredor, tendinitis del manguito rotador etc. ,
  • Para quienes deseanmejorar su rendimiento físico en la práctica deportiva
  • Mujeres embarazas, flexibilizando todo el raquis y zona pélvica
  • Para quienes desean mejorar su postura corporal.