Consejos y recomendacionesPatologías y Tratamientos

Vendaje neuromuscular para dolor menstrual

By 13 diciembre, 2019 enero 18th, 2020 No Comments

Aplicación del vendaje neuromuscular para mejorar los dolores menstruales:

  1. Vendaje anterior. Usar la técnica de ligamento en I, para ello elegir una venda de 5 cm de ancho a la que se le aplica un estiramiento del 25%, al buscar principalmente un aumento de los espacios y una acción neurorrefleja. Para aplicarla solicitar a la mujer una extensión lumbar e inspiración, en esta posición se colocará una primera tira en la línea media que irá desde el ombligo al borde superior púbico. Una segunda tira se posicionará perpendicularmente a la primera desde el centro de la primera tira hacia las espinas iliacas antero superior.

  2. Vendaje posterior. Utilizar el mismo tipo de tira y tensión que en la técnica anterior. La aplicación se realizará a partir de la flexión de la columna vertebral, la tira se colorará a nivel de L5-S1 con los anclajes cerca de las espinas iliacas posterior superiores sin tensión. Esta aplicación influirá sobre el útero posteriormente. El dolor menstrual irradiado a nivel lumbar se asocia en ocasiones a la laxitud del ligamento sacro iliaco producido por las alteraciones hormonales las cuales afectan a la síntesis de colágeno, por lo que el vendaje sobre la zona también mejorará el estado del ligamento.

La presencia de molestias menstruales antes del sangrado es el momento de partida para la colocación del vendaje dejándolo aproximadamente tres días. Tras la colocación del vendaje el dolor disminuye progresivamente desde el mismo momento de colocación hasta una hora después. En el 80% de los casos los resultados de la técnica son satisfactorios al conseguir una disminución rápida del dolor, así como de la clínica que lo acompaña. Como los síntomas de la menstruación son diferentes para cada mujer, también lo es el tiempo de la aplicación, pero generalmente será de 1 a 3 días. En el caso de que la aplicación produjera algún tipo de molestia, debe ser retirada y las molestias desaparecerán. No es algo frecuente, pero debemos tenerlo en cuenta. Es posible que a veces resulte molesta sólamente la aplicación en la región posterior o la aplicación en la región anterior; en ese caso, retiraríamos solamente la aplicación que produzca molestias.

Recuerda, siempre ha de ser colocada por un profesional competente.

Si quieres más información, ven a vernos a Clínica Quiral. Alonso Quintanilla 3. 2º H. Oviedo. 

Leave a Reply